UN SEGUIMIENTO DE LOS BARES A TRAVÉS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA Y EL RESTO MUNDO




viernes, 7 de noviembre de 2008

Bar Dede

C/Lleida 37-29

Por Steve:


Una vez que Tim había comprado sus cuerdas para mandolina caminábamos sin rumbo, buscando una nueva víctima de nuestras críticas. De este modo nos cruzamos el Barri Carme de punta a punta, pasamos sin pena ni gloria, aborreciendo todos y cada uno de los bares que encontrábamos, todos tan famosos...todos tan caros...
Cruzamos el rio por el puente de San José y adentrándonos en una callejuela nos topamos con un letrero que decía 'Bar Dede'. Dudamos que fuese realmente un bar ya que el letrero parecía más bien de una costurería, entramos para comprobar que efectivamente, aquello tenía una barra, cafetera y cerveza, pero nada más.

-¿Nos pones 2 tercios?

-mmm...no me quedan Cruzcampo, sólo tengo Mahou Clásica

-Vale! :D

La mujer que nos atendía era de una inocencia entrañable, de una bondad que invadía todo el local. Parecía que en cualquier momento nos iba a sacar magdalenas recien hechas de detrás de la barra. El local era inusualmente pequeño, no tenía mesas por la sencilla razón de que no cabían entre la barra y la pared. Por lo visto aquella amable señora decidió hacer un bar en un espacio más propio para un kiosko (cosa que agradecemos). No es un buen lugar para tener conversaciones personales pero idoneo para relacionarse con otros seres y debatir todo tipo de opiniones, la situación y la cerveza te obligan a ello. Hoy en día estos bares son lo más parecido que existe a aquellos antiguos templos griegos de reunión para filósofos.

Se me ocurrió sacar la cámara para ilustrar aquello y ante la curiosidad de la dueña a Tim se le escapó eso de que somos críticos de bares, y de pronto todo cambió. La atmosfera de bondad desapareció, la camarera dejó de mirarnos con ternura y se tornó algo hostil. Volví a guardar la cámara, pagamos las cervezas (1'20 precio cojonudo) y salimos del bar con la lección aprendida de que con eso de hacernos pasar por críticos más que ganar cervezas gratis ganaremos enemigos.


PD: No sé muy bien en qué zona hubicar el bar, está entre Pont de fusta y el Parc de Marxalenes, distrito reconocido oficialmente como La Saïdia o Zadia pero ignoro el conocimiento que tiene la gente sobre dicho nombre de modo que por ahora lo pondré en la zona de Pont de Fusta.

2 comentarios:

Caperucita Roja dijo...

Pero qué idea más genial, jajajaja.

Si vieras la cantidad de cerveza que hay aquí necesitabas tres blogs más.

Glorfindel dijo...

La verdad es que esto de los bares es una idea cojonuda. Si queréis ideas o bares tambien cojonudos, os los puedo poner!

Un saludo.