UN SEGUIMIENTO DE LOS BARES A TRAVÉS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA Y EL RESTO MUNDO




jueves, 22 de enero de 2009

Hell Awaits

C/Tàpies 21, Barcelona



Por James:


Quien me iba a decir a mi, que en en Barcelona encontraría el posiblemente mejor bar de la península. Y es que, guardo un recuerdo especial de este lugar y no es para menos. Os pongo un poco en situación...

Volvíamos Stanley y yo de visitar a mi amor platónico, una rusa rubia que atendía una especie de tienda de comida rusa. Obviamente, ni a Stanley ni a mi nos importaba lo más minimo la comida rusa, así que nos dirigimos directamente a la nevera de la tienda, para descubrir gratamente que más hacia el este de Europa, los tercios y quintos desaparecen para dejar paso tan solo a adorables botellines de medio litro. Nos equipamos con un par de ellos y partimos hacia nuestro (en principio) destino: El concierto de Opeth y Cynic en La sala Apolo, situada en "Apolo-landia", junto al casino Apolo, el hotel Apolo, el cine Apolo, y creo que hasta también habia un Mercadon-Apolo, si me apuras.

Fue acercarnos a la cola del concierto, y aparecer un hombre grande, calvo y con una chupa de cuero repartiendo flyers. En ellos leimos: "Hell Awaits metal bar, entrega este flaier (si, habéis leido bien, FLAIER) y tendrás la primera cerveza gratis o cubata a mitad de precio". Sin dudar ni medio segundo, pedimos indicaciones al tipo y partimos hacia el lugar, que supuestamente estaba bastante cerca.

Tras dar unas cuantas vueltas estúpidas, llegamos al local. Estaba bastante escondido, una pequeña persiana en una apartada calle ideal para mear o vomitar de noche. Entramos...

Lo primero que me impactó del local fue que, pese a parecer pequeño por fuera, era muy grande por dentro. Mi mirada se dirigió automáticamente al fondo del local, donde una tele de plasma reproducía el concierto "Roundhouse Tapes" de Opeth a todo trapo. Cojonudo recibimiento. Habían sofás a lo largo y ancho de todo el local, y tras la barra se podían ver (aparte de la bebida, claro) una infinidad de CDs y DVDs de música rock y metal.

Entonces apareció el camarero, que resultó ser el tipo que nos había dado los flyers (y que todo sea dicho, debió pensar que éramos retrasados por el tiempo que nos costó llegar al lugar) y nos preguntó que queríamos. Stanley pregunto cual era el precio del cubata y resultó ser 2€ con el 50% de descuento del flyer y además bastante cargados. Cojonudo, que sean dos.

Cuando me di cuenta de que Stanley había llenado todo el suelo de cascaras de pipas, porque las estaba tirando ahí en lugar del cenicero, me pareció una buena idea escabullirnos hacia los sofás y de paso descansar nuestras posaderas. Mientras yo me pedía una cerveza que no había probado: Moritz -marca catalana- por 1€ y que además estaba bastante buena. Tercios a 1€ señores, para que luego digan que los catalanes son agarraos...

Para finalizar, añadiré que también hacían bocadillos (a 3€ creo recordar) y tenían buena pinta aunque no pedimos ninguno, y que pese a que para ser un bar heavy le faltaba un poco de "decoración metalera", había una espectacular estatua del Eddie de la portada del Fear Of The Dark de Iron Maiden, que se le iluminaban los ojos y todo.

Me terminé también la cerveza de Stanley, porque era o eso o quedarnos sin ver el concierto, y nos marchamos. Excelente sitio al que sin duda volveré algún dia, le doy no un 10, sino un 11, a lo Spinal Tap.

5 comentarios:

Ramon_the_3rd dijo...

puto stanley, no tirará las pipas al cenicero, no.

Anónimo dijo...

Y se podía bailar ahi, o solo beber y pasar el rato?:D

Anónimo dijo...

buenas, buscando informacion del local ( algo raro ya que he ido alli muchas veces, pero lo ago porque he oido que hay una fiesta en honor a Dio)me e encontrado con esto, i es verdad,es el mejor bar al qe he ido, precios brutalmente asequibles, i maravillosamente buenos, tanto labebida como el manjar.
ademas al estar alli gozas de una musica, rock i metal, de maravillosa calidad, no se si es el mejor de la peninsula, pero claramente es el mejor al que he tenido el placer de entrar.

Harry dijo...

Un apunte, año y medio despues: el calvo grandote es el dueño y es una biblioteca andante del Metal. Se sabe todas las canciones de todos los CDs que tiene ahí guardados, detras de la barra! El puto amo!

PD: Nunca le pidais algo de Sabina, casi nos mata, pero nos reímos de lo lindo! xDDD

Zappa dijo...

Hola gente,

Sólo quería comentar que el Hell Awaits que esta cerca de la sala Apolo de Barcelona está en la calle

C/Tàpies 21, Barcelona, 08001.